Información sobre la blefaroplastia o cirugía de párpados

La blefaroplastia, conocida comúnmente como cirugía de párpados, es un procedimiento estético que ha ganado una gran popularidad en los últimos años y que tienen una gran demanda. Esta cirugía destaca sobre el resto por ser un procedimiento personalizado, lo que quiere decir que se puede ajustar a las características de los párpados (grasa o piel) del paciente, tanto de los superiores como de los inferiores. Estos aspectos personalizados dependen de cada paciente.

Es normal que si estás pensando en realizar una cirugía de párpados te sientas un tanto inquieto sobre los resultados y que tengas miedo, pero debes de saber que en la actualidad existen técnicas quirúrgicas modernas poco invasivas que permiten tener unos excelentes resultados con un periodo de recuperación relativamente corto, además de que el procedimiento no deja cicatrices visibles y se realiza con anestesia local.

Al igual que en otros procedimientos quirúrgicos estéticos lo más importante en este caso es obtener resultados naturales y que se evite un aspecto forzado o que fácilmente sea catalogado como “operado”. Esto se consigue utilizando las técnicas más novedosas realizadas por un cirujano experimentado que sepa muy bien cómo hacer su trabajo.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

Como mencionamos anteriormente, la blefaroplastia es una intervención quirúrgica no invasiva en la que se realiza un trabajo sobre los parpados superiores y en el área que rodea los ojos con el objetivo de poder rejuvenecer la mirada y el rostro de la persona que se realiza dicho procedimiento quirúrgico.

La cara es una de las partes del cuerpo en la que con el paso de los años se nota con más facilidad el envejecimiento, sobre todo en el caso de los párpados, que pierden su elasticidad y acumulan piel o músculo, por lo que terminan cayéndose y tienen un aspecto no muy atractivo para las personas. De esta forma, la cirugía de párpados suele hacerse con el fin de rejuvenecer la mirada del paciente, haciendo micro incisiones en puntos específicos de los párpados.

En realidad, blefaroplastia es un término que se utiliza para englobar distintos procedimientos quirúrgicos que tienen el objetivo principal de mejorar la función de los parpados y de la región periocular. Al ser una cirugía personalizada, que depende de las características del paciente, se debe de tener en cuenta que este procedimiento puede tener distintos resultados en cada paciente.

Durante este procedimiento lo que se hace es eliminar el exceso de grasa y de piel que no le agradan al paciente. En algunos casos los pacientes quieren la redistribución de la grasa y de la piel de los párpados, mientras que otros pacientes quieren su eliminación total. Incluso en algunas ocasiones se aporta algo de tejido graso que se pierde con la edad por medio de la técnica de micro-lipofilling. Por este motivo, se trata de una cirugía muy personalizable, ya que depende de las necesidades específicas de cada paciente.

Al realizarse con un cirujano especializado y profesional el procedimiento siempre se hace con completa seguridad y naturalidad, de forma que se pueden obtener los mejores resultados posibles y una recuperación corta y sin ninguna complicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *