bosque

El Parque Natural de Redes y sus rutas


Queremos llevarte a la parte centro oriental de Asturias, ¿te vienes? Situado en los concejos de Caso y Sobrescobio, el Parque Natural de Redes es un claro ejemplo de riqueza ambiental manifestada en gran cantidad de paisajes y contrastes: puedes observar desde formaciones de origen glaciar hasta amplios valles, pasando por formas kársticas, montes, pastos, bosques, ríos y mucho más. Todo ello ha motivado la declaración de Parque Natural en el año 1996 y Reserva de la Biosfera en 2001. Tiene una extensión de 377,36 km2 cubiertos en su gran mayoría por formaciones boscosas que, junto con el resto de sus paisajes, albergan numerosas especies de flora y fauna, como el oso pardo, la nutria, rebecos, ciervos o urogallos, especie en peligro de extinción.Para visitarlo te podemos describir multitud de rutas, de las que destacamos:La Ruta del Alba, muy conocida, de gran belleza y baja dificultad, antigua vía de paso utilizada por pastores y arrieros para alcanzar el vecino valle del Aller. Ruta de Brañagallones de dificultad media y una duración de entre 5-6 horas, que parte del pueblo de Bezanes hasta alcanzar las praderas de Brañagallones, vega resultado del relleno y colmatación natural de un antiguo lago de origen glaciar. Ruta de la Cascada ‘l Tabayón, ruta de baja dificultad de algo más de 3 horas de duración que parte de Tarna, en el concejo de Caso, hasta llegar a la Cascada’l Tabayón, de escaso caudal pero de singular belleza por la altura del salto y el majestuoso hayedo que la enmarca.Si te animas a venir, una buena época por su paisaje es el otoño, época en la que podrás disfrutar (septiembre y principios de octubre) de la berrea de los ciervos. En el Parque Natural de Redes también podrás realizar visitas culturales a la Casa del Agua del Parque Natural de Redes, el Centro de Interpretación del Parque, el Museo de la Madera, el Museo de la Apicultura de Caso, y disfrutar de otros recursos típicos de la zona como la artesanía y la gastronomía basada en productos de la tierra como nabos, cebollas, pimientos o castañas; platos de caza como venado, jabalí, corzo; menús a base de carne de cerdo, “pitu de caleya” (pollo de corral), y trucha del Nalón, queso Casín, además del plato estrella de Asturias: la fabada.Para seguir abriendo el apetito no hay que dejar de lado los deliciosos postres como frixuelos, arroz con leche, casadielles, pasteles de hojaldre o pasta rellenos de avellana y nuez y un sinfín de productos que nos harán disfrutar de la zona en todo su esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *