Estuvo 20 años preso por matar a su amante y era inocente

Horace Roberts salió de prisión tras haber sido condenado injustamente a cadena perpetua.

La amante de este californiano, una mujer casada y con hijos llamada Terry Yvette Cheek, fue encontrada estrangulada por las autoridades a orillas del río. A su lado la camioneta del Sr. Roberts junto con su reloj de pulsera en 1998. Todos estos datos bastaron para culpar al amante a cadena perpetua.

En su momento el fiscal y los jueces fueron determinantes. No fue hasta la intervención y la revisión del caso por parte de Proyecto de Inocencia de California que se descubrió que todo fue plantado, y que el ADN en el reloj y en la camioneta del Sr. Roberts correspondía al esposo de la victima Googie Harris, y su sobrino, Joaquín Leal. Ambos manejaron la camioneta y plantaron las pruebas en contra del amante.

Harris y Leal ahora están detenidos por cargos de asesinato en la cárcel del condado de Riverside bajo fianza de 1 millón de dolares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *