Importancia de revisar la actualización del Euribor

Es muy probable que estés pensando en sacar una hipoteca y que hayas escuchado que la misma estará bajo el índice del Euribor, o bien, si ya tienes una hipoteca con el Euribor es necesario que estés al tanto sobre su valor, ya que la cantidad que se tiene pagar mensualmente puede variar dependiendo de la evolución que el Euribor vaya teniendo a lo largo del tiempo.

Es decir, el Euribor es un índice que es utilizado por la mayoría de las hipotecas como una referencia, haciendo que sea muy importante conocer su valor actual y futuro. Esto también hace que sea vital tener en cuenta cierta información, especialmente si ya has sacado una hipoteca con interés variable que esté vinculada al Euribor.

Lo antes mencionado hace que sea muy importante conocer la evolución que vaya teniendo el valor del Euribor, algo que afortunadamente se puede hacer a través de páginas web que permiten conocer el Euribor hoy, manteniéndonos informados sobre todos los cambios en el valor de la hipoteca.

De esta forma, cuando veas que el valor del Euribor se encuentra en crecimiento, esto significa que la cuota de la hipoteca que tienes que pagar será mayor; pero también puede disminuir su valor, por lo que también es posible que la cuota que tengas que pagar sea menor con el paso del tiempo.

Una vez que las personas saben que se trata de un valor cambiante es normal que se pregunten cada cuánto tiempo cambia el valor del Euribor. Tienes que saber que su valor cambia todos los días hábiles y se utiliza como referencia la media mensual que tenga el valor cada año. Estos cambios hacen que sea necesario revisar el Euribor actual para mantenerse informado y evitar cualquier cambio que pueda afectar a tu hipoteca.

En pocas palabras, debes de tener claro que el Euribor tiene un interés variable que puede cambia, lo que significa que la cuota que tendrás que pagar cambiará cada cierto tiempo. El tiempo de cambio es determinado en el contrato hipotecario que se firma, en el que normalmente se establece el interés variable una vez al año, pero los cambios también pueden ser bimestrales o semestrales, dependiendo de tu contrato, así que antes de nada debes de conocer este periodo de tiempo.

Un detalle muy importante que también debes de tener en cuenta sobre las hipotecas de interés variable es que hay dos componentes que se suman en el momento de constituir el interés que debes de pagar: la suma del Euribor y el diferencial. Este último es un porcentaje fijo que se establece en el préstamo.

Por ejemplo, es posible que al inicio de tu contrato el Euribor tenga un interés del 3% y el diferencial del 1%, por lo que tendrás que pagar una cuota del 4%. Sin embargo, para el siguiente año (o para el siguiente cambio según venga establecido en tu contrato) es posible que el Euribor sea del 2%, al que se le suma el diferencial fijo del 1% y de esta forma tendrás que pagar el 3%.

Es decir, el diferencial no cambia, pero el cambio de Euribor puede hacer que tengas que pagar más o menos por tu hipoteca, razón por la que es importante mantenerse al tanto sobre su valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *