La importancia de las tapas con sello de seguridad

Seguramente en más de una ocasión te has encontrado con productos que en sus tapas tienen un sello de seguridad, pero tal vez no habías pensado en la importancia que estos sellos pueden tener para los consumidores.

La tapa de seguridad suele tener un papel muy importante en muchos productos, sobre todo en el caso de los productos líquidos, los cuales suelen tener una banda de seguridad. El ejemplo más común de los sellos de seguridad los encontramos en los garrafones de agua simple, en algunos refrescos, en zumos y en bebidas rehidratantes.

¿Cuál es la función de los sellos de seguridad?

Como hemos mencionado anteriormente, estos sellos tienen la función principal de asegurarle a los consumidores que el producto no ha sido alterado. De esta forma pueden estar seguros de que el producto que consumirán no ha sido alterado en ningún momento y que ha pasado por un proceso de limpieza.

En pocas palabras, este sello de seguridad también es una prueba de que se está comprando y consumiendo un producto de calidad.

Hoy en día se pueden encontrar sellos que tienen la función principal de proteger o de unir varios envases, como puede ser el paquete de refrescos en donde están recubiertos en una envoltura plástica que se encarga de mantenerlos juntos. Este sello es conocido como sello termoencogible, el cuál es una especie de etiqueta que se somete a ciertas temperaturas para que tome la forma de los refrescos o de cualquier producto al que se le aplique.

De hecho, en los garrafones podemos ver dos tipos de sistemas de seguridad: primero nos podemos encontrar con el sello termoencogible, el cual tiene que ser removido para poder tener acceso a la tapa; y después nos encontramos con la tapa de plástico que también tiene un segundo sello. Estos dos sellos se encargan de garantizarle a los consumidores que la bebida es 100% potable y que en ningún momento ha sido alterada.

¿Qué debes hacer cuando el sello de seguridad está roto?

Como ya hemos dejado claro a lo largo de este artículo, los sellos de seguridad tienen el objetivo de servir como una garantía y darles seguridad a los consumidores. Es por ese motivo que si un sello está roto simplemente no cumplirá su función.

Imagina que estás por comprar una bebida y el sello de seguridad está roto, ¿qué garantía tienes de que la bebida no ha sido alterada o reemplazada por otra de menor calidad? Simplemente no tendrás ninguna garantía de que esto no ha pasado.

Por ese motivo, si tienes un negocio que se dedica a la venta de productos líquidos lo mejor que puedes hacer es contratar a una empresa que te pueda ofrecer sellos de seguridad personalizados y de calidad, los cuales sólo puedan dañarse cuando una persona los ha manipulado.

Hoy en día hay bandas destructibles muy innovadoras que pueden mostrar evidencia incluso cuando la manipulación ha sido discreta, pudiendo mejorar la seguridad y la calidad del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *