tantra

Los secretos del sexo tantrico


Si te interesa experimentar nuevos caminos en el sexo, si sientes curiosidad por practicar antiguas técnicas milenarias, este artículo es justo lo que estabas buscando. El sexo tántrico dejará de ser un misterio para ti a partir de ahora, comienza a poner en práctica los secretos que te develaremos y solo…¡disfruta! El objetivo del Sexo Tántrico es buscar y encontrar el disfrute que brindan todas las sensaciones eróticas, no solo gozar con el orgasmo. Se trata de estimular lentamente cada centímetro del cuerpo, abriendo la mente y dejándose llevar para despertar  y liberar todas las sensaciones placenteras posibles. Justamente la idea es disfrutar del “durante” sin buscar llegar al clímax de inmediato, aprovechar el tiempo para la estimulación, gozando de transitar el camino, sin tensiones ni apuros para llegar a una culminación. El Tantra quiere que recorran los cuerpos palmo a palmo, disfrutando de un tacto pleno, de cada caricia, sentir placer, dando placer. Esta técnica sugiere hacer el amor de forma espaciada en el tiempo, en pos de resguardar y acumular la energía sexual. Quienes hayan experimentado en algún momento pasar por períodos ya sea largos o cortos de abstinencia sexual, habrán descubierto que el sexo luego es memorable por las ganas y la tensión sexual que han estado contenidas.Se trata de una experiencia distinta a las relaciones sexuales que se basan casi exclusivamente en la genitalidad. En la vereda opuesta, el Sexo Tántrico busca exaltar los sentidos, corriendo los genitales y la persecución del orgasmo de su lugar de privilegio. El Tantra busca retrasar y prolongar la etapa de la eyaculación, intentando mantener al hombre indefinidamente en ese punto extremo, el más intenso.Si están tentados de poner en práctica algunos “tips” tántricos para comenzar a experimentar nuevas sensaciones, anoten estos consejos para una sesión tántrica: Ambiente: luz tenue, velas, música suave, asegurarse la intimidad por un tiempo prolongado, regar aromas que inviten al placer.Preparar el cuerpo con un buen baño perfumado y relajante.Ya sin ropas, comenzar dedicando tiempo a observar el cuerpo del otro, bien de cerca, sin tocarse, solo mirarse. El deseo irá aumentando solo, sin necesidad de más.Pasar luego a la acción, con caricias y masajes, lenta y profundamente, explorando el cuerpo de la pareja, pero obviando toda la parte genital y de carga sexual. Acompañarse en la respiración: ambos se colocarán sentados, el hombre con sus piernas abiertas y la mujer por encima de él, entrelazando las suyas alrededor del cuerpo de su compañero, las caras muy juntas. En esta posición, respirarán pausadamente, cuando uno exhala, el otro inhala, respirando así uno el aire del otro. Se recostarán uno al lado del otro luego y se besarán pero sin tocarse. Un poco más allá, en la postura sexual tradicional del Tantra llamada “Kali” la mujer se ubica en posición dominante, colocándose encima del hombre, de cuclillas, éste acostado, relajado dejando que su compañera lo lleve a la acción. Para finalizar, un largo orgasmo, manteniéndose ambos unidos, meditando, entrando en la relajación juntos, intentando extenderlo en el tiempo, y abandonándose totalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *