Para los millennials el lujo más que poseer es vivir

En los últimos años, el concepto evoluciona desde la idea de “precio” hacia la de “valor”. Los viajes, las vivencias y las experiencias son las nuevas necesidades que asocian con este concepto a las nuevas generaciones.

En este sentido el lujo ya no tiene porque ser algo necesariamente asociado a lo caro, se trata de una experiencia, y el principal costo del lujo es el tiempo que le dedicamos a algo. Esto por un lado tiene muchos aspectos buenos, pero por el otro tiene algunas premisas también encontradas. Dar valor a la vida es sin dudas algo fundamental, que realmente vale la pena, pero muchas veces también debemos pensar en nuestro futuro más allá del presente, todos necesitamos un lugar donde vivir cuando seamos ancianos, como también algunas prestaciones para equilibrar la salud, como los buenos hábitos.

Este tipo de expresiones en extremo pueden no ser lo mejor para la vida, algo bueno existe en todo esto, pero se debe encontrar el equilibrio necesario.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*