pelo

Remedios naturales para el pelo


A continuación explicaremos cuatro remedios naturales para el pelo de fácil preparación y que pueden ser muy útiles para que tu cabello luzca siempre abundante, brillante y hermoso, primero quiero que conozcas el mejor aceite de abedul ya que es milagroso.

TRATAMIENTO 1: Nutre tu cabello
No se puede tener un cabello abundante y manejable sin un cuero cabelludo saludable, por ello es necesario reducir el exceso de aceite. Para tales efectos, humedece un algodón con agua de maní, aplícalo a lo largo de tu cabello partiéndolo a la mitad, y luego enjuágalo con agua tibia para que este tratamiento del cabello sea efectivo.
Controla los “remolinos” semanalmente, añadiendo cinco gotas de aceite de árbol de té a tu champú, no uses acondicionador pero si mascarillas de pelo o crema suavizante sólo a las puntas del cabello ya que el cuero cabelludo suele quedar bastante sensible luego de este tratamiento.

TRATAMIENTO 2: Añade más volumen
¿Eres de las que tiene tan sólo un poco de cabello sin vida y además con poca abundancia? Pues para solucionar este problemilla, este tratamiento del pelo es el más efectivo y lo puedes preparar en casa: toma un tazón, mezcla una yema de huevo, media taza de miel, dos cucharadas de aceite de oliva y dos aguacates pequeños machacados. Aplica esta mezcla en todo tu cabello y deja actuar durante una a dos horas hasta que se endurezca o seque. Lava el cabello con champú y acondicionador como de costumbre.

TRATAMIENTO 3: Realza el brillo de tu cabello
Para hacer uso correcto de este tratamiento para el cabello, debes empezar desde la raíz, cepillando un cuarto de taza de aceite natural o vegetal (los aceites sintéticos no funcionan tan bien) en el cabello seco y dejándolo actuar durante una hora. Posteriormente, seca las puntas con un secador durante cinco minutos para ayudar a que el aceite penetre más profundamente. Evita las raíces ya que el cuero cabelludo emite calor suficiente por sí mismo, así que aplicar calor adicional podría ocasionar texturas grasosas más tarde.

TRATAMIENTO 4: Conserva el color
Los minerales contenidos en el agua pueden causar un efecto de tono cobrizo o amarilloso a lo cabellos rubios y pelirrojos. Para solucionar este problema, mezcla un cuarto de taza de vinagre blanco destilado con media taza de agua filtrada y vierte esta solución sobre el cabello antes de enjuagarlo con agua fría. Para neutralizar el olor a vinagre o el de tintes fuertes para el cabello, simplemente añade unas gotas de esencia de petróleo, como la lavanda a la mezcla del tinte o de vinagre antes mencionada. Trata de usar siempre productos del cabello hidratantes y de origen natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *