Ventajas e inconvenientes de la pintura al óleo sobre lienzo o sobre tablilla

Para aquellas personas que se estén iniciando en el mundo del arte y de la pintura, seguramente ha sido un auténtico calvario poder identificar el tipo de pintura que deben utilizar, la técnica en la que se quieren enfocar e incluso el soporte en donde van a dar rienda suelta a su imaginación. El mundo del arte es tan extenso que tiene muchísimas variedades de estilos, de materiales e incluso de técnicas, además de que hay retratos por encargo precios en función de los gustos de cada persona.

En este post te hablaremos un poco sobre los diferentes tipos de soportes de pinturas al óleo y sus principales diferencias, ya que existen numerosas reproducciones de cuadros de Venecia y en función del soporte utilizado el estilo puede cambiar. Concretamente nos centraremos en los 2 más importantes, la pintura al óleo sobre lienzo y la pintura al óleo sobre tablilla, con sus ventajas e inconvenientes respectivos.

Lienzo o tablilla, ¿Cuál preferimos?

A primera vista, el lienzo y la tablilla podría parecer que no tienen ningún tipo de diferencias entre sí, no obstante, la diferencia se suele sentir sobre todo al palpar el pincel sobre la superficie. Aunque el lienzo ha sido la superficie más famosa y más difundida por los artistas a través de los años, verdaderamente en la actualidad los artistas han ideo migrando hacia las tablillas, prefiriéndolas porque se mantiene su acabado a través de los años y tiene un efecto tan profesional como el del lienzo.

No obstante, respecto a características físicas nos referimos, cabe a destacar que también las tablillas suelen ser preferidas ya que son mucho más livianas, lo que las hace fácilmente transportables a cualquier lugar. Respecto a su acabado, el resultado de las tablillas quedará completamente similar, por no decir que idéntico, a los cuadros que hayan sido realizados en un lienzo tensado sobre un bastidor convencional, por lo que no tendrás que preocuparte por la diferencia respecto a profundidad y profesionalidad.

Principales diferencias entre el lienzo y la tablilla

Entre las diferencias que más destacamos sobre el lienzo y la tablilla, se encuentran las siguientes:

  1. La tablilla es mucho más rígida que el lienzo, lo que significa que podremos reducir el riesgo de accidentes en golpes o abolladuras.
  2. Al ser la tablilla rígida y no prensada como el lienzo, su textura se vuelve extra suave, lo que nos facilita mucho las cosas a la hora de aplicar técnicas de realismo y de detalle.
  3. Cuando hablamos de pinturas con tamaños muy grandes, un lienzo podría facilitarnos este arduo proceso, ya que, transportar una tablilla tan grande podría ser dificultoso.
  4. Al contrario del lienzo, para poder pintar una tablilla, tendrás que fijarla a una superficie o pintarla por atrás para que no tienda a curvarse mientras le aplicamos pintura.
  5. Hay que tener un especial cuidado con las tablillas, en comparación con el lienzo, ya que, no cualquier madera es apta para ser pintada, por lo que si no es la madera específica y si no ha sido tratada con otros productos, al someterla en agua y pinturas podría dañarse toda la superficie.
  6. Las pinturas en lienzo, tienen el riesgo de quebrarse en condiciones de calor o humedad por su composición.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *