Conoce las interesantes historias de los falsificadores de cuadros

Con el paso del tiempo, vemos que el mercado de pinturas se ha inundado de piezas falsificadas, todo esto, debido a que las obras originales se encuentran ubicadas en museos de arte y son muy costosas. Sin embargo, con la llegada de los falsificadores de cuadros todos los amantes del arte pueden cumplir su sueño de tener una imitación de buena calidad en sus hogares, a pesar de ser falsa. Sin embargo, cabría buscar otras opciones mejores, como la realización de estupendos cuadros por encargo al óleo.

Pero, ¿qué les motiva a realizar estas obras? En este post te hablamos un poco más sobre su vida e historia para que conozcas a los artistas que se encuentran detrás de muchos cuadros falsificados. También si lo que te interesa es adquirir un estupendo cuadro por encargo, en esta web encontrarás todo tipo de opciones: https://reproduccionesdecuadros.com/cuadros-por-encargo/.

Los falsificadores más notorios de la historia

Su vida es interesante de principio a fin, llena de pasión y mucha creatividad. Estos son los falsificadores de pinturas más notorios de la historia:

Han Van Meegeren, el padre de los nuevos Johannes Vermeers

Uno de los falsificadores de pinturas más famosos a nivel internacional durante el siglo XX fue el gran Han Van Meegeren, quién entre tantas pinturas, logró hacerse famoso por su falsificación de Pieter de Hochs y Johannes Vermeers. El pintor compró los originales de estos grandes artistas para poder hacerse con sus copias casi idénticas.

Una de las más grandes obras por las que es reconocido, es por la falsificación de la famosa obra de Miguel Angel “la última cena” cuyo lienzo logró falsificar casi a la perfección. Asimismo, logró convencer a la sociedad de 1930 de que sus pinturas eran por completo originales, pidiéndole al Dr. Abraham Bredius que autenticara sus obras y logrando conseguir el sello de originalidad en contra de lo que muchos pensarían.

El falsificador americano Tony Treto

Uno de los grandes pintores y autodidactas que puede tener el siglo XX, es Tony Treto. Famoso por copiar diversas obras de arte provenientes de Rembrandt, Marc Chagall y Salvador Dali; este gran pintor siempre ha dado mucho de qué hablar para la prensa.

Tony Treto se volvió famoso y no fue precisamente por las geniales imitaciones que hacía, sino porque no era un pintor colegiado y empezó a realizar sus falsificaciones de forma autodidacta. Sencillamente, empezó falsificando de pequeñas obras hasta llegar a cosas prominentes. No obstante, no solamente era una labor de talento e intuición, ya que el pintor buscó instruirse en materiales de pintura, leyendo diversos artículos y buscando por su cuenta la forma de poder mejorar sus pinturas.

Actualmente, varias de sus obras se encuentran ubicadas en la residencia real del príncipe Carlos de Inglaterra, siendo reconocido como un gran pintor.

Wolfgang y Helene Beltracchi la famosa pareja de falsificadores

Si hay algo que tienen los falsificadores es mucho ingenio, esto nos lo ha podido demostrar la pareja de pintores Beltracchi, que han logrado fascinar a muchos con sus pinturas e incluso, engañar a grandes conocedores del arte como Werner Spies.

La pareja llegó a ser atrapada en el año 2008, cuando analizaron una de sus pinturas y se dieron cuenta que tenía pigmentos que no eran utilizados en aquellas épocas, llegando a pagar de 3 a 4 años de cárcel por este tipo de estafa. No obstante, son muy reconocidos por la exactitud de las obras que realizan, teniendo más de 200 pinturas regadas en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *