Delito por conducir ebrio

Todos o casi todos alguna vez hemos tomado alguna copa de vino o al menos alguna gota de alcohol en nuestras vidas. Otras personas, lo han probado hasta su máximo punto, llegando a emborracharse para conocer todo lo que el alcohol de por sí puede provocar en nuestro organismo. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado si has bebido alcohol antes de conducir porque debes saber que existe un delito por conducir ebrio.

Lo más recomendable que existe, es que cuando planeemos ir a beber, regresemos a casa en Uber o transporte público. Asimismo, otra opción es beber en casa.

El alcohol no sólo provoca cambios en el cuerpo y cambios en el comportamiento, nos hace perder el control de nosotros mismos. Por ende, hay que evitar los accidentes de este tipo o se podrían convertir en delitos de alcoholemia.

¿Qué es el delito de alcoholemia?

Para todo hay artículos y leyes. Similar a cuando conducimos con exceso de velocidad, existe un artículo en la Ley que también pena a las personas que manejan bajo grandes efectos del alcohol. Este es el conocido artículo 379 del Código Penal.

Conducir bajo los efectos del alcohol es un delito bastante grave. No muchas personas se lo toman con la importancia que realmente tiene. No obstante, esto supone un peligro para la sociedad en todo sentido.

Manejar ebrio atenta completamente contra la seguridad pública. Conducir en estado de ebriedad es un delito, porque además de ponerte en grave peligro, la seguridad de todos los que te rodean se verá comprometida. Las principales víctimas de esto son los peatones.

¿Cómo se determina el delito de alcoholemia?

La persona que supere los más de 0,60 mg/L en el aliento (o si se realizan pruebas de sangre) estará sentenciado a pagar una multa de 6 a 12 meses, o de lo contrario irá a la cárcel durante 6 meses. Estadísticamente, los delitos de alcoholemia y robo son los más comunes en América.

Otra opción con la cual la persona puede pagar el delito, es con trabajo comunitario o acciones comunitarias. Estas puede durar de 31-90 días como máximo. Es una opción factible cuando no hubo ninguna especie de daños por el delito de alcoholemia.

¿Cómo realizo una prueba de alcohol en el conductor?

Hay dos maneras para evaluar el nivel del alcohol. Esto puede ser mediante las pruebas eléctricas o manuales.

La prueba más común del alcohol se basa en inflar un globo, hasta que se llene. Luego se suelta el aire en el tubo de vidrio. El tubo está lleno de bandas de cristal amarillo. La tira del tubo cambiará de color (de amarillo a verde) según el contenido y el grado de alcohol en el aliento de la persona.

¿Me puedo negar a hacerme una prueba de alcoholemia?

Como tal, siempre el ciudadano va a tener el derecho de escoger. No obstante, lo que recomendamos es hacer la prueba así hayas bebido. Máximo se pasarían 6 meses en la cárcel si la prueba da positivo, pero si la persona se niega a realizarla, puede ir a la cárcel durante 1 año.

Como moraleja te indicamos lo siguiente: Cuida de ti y cuida a los demás. No bebas cuando manejes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *