Descubre cómo ha cambiado la vida universitaria

Los millennials que empiezan la universidad este año pueden esperar una experiencia completamente diferente a la de sus padres, ya que la educación superior se adapta a un nuevo panorama económico y a un nuevo mercado laboral, al mundo de la comunicación digital y a la continua marcha de la globalización. Además, en la actualidad se han creado muchas asociaciones de universitarias, como universitariasregias.com y muchas otras que no existían hace unos años.

Estas son algunas de las mayores diferencias entre la experiencia universitaria de los estudiantes de hoy y la de sus padres.

Las tasas de matriculación han aumentado

Se ha producido un aumento constante de las tasas de matrícula en todo el mundo durante las últimas dos décadas. De hecho, desde 1995, algunos estados alemanes han comenzado a introducir tasas de matrícula, mientras que Australia, Austria, Dinamarca, Irlanda, Reino Unido y Estados Unidos aumentaron las tasas para los estudiantes internacionales y/o los estudiantes de origen

Hay más ayudas económicas

Afortunadamente, las ayudas financieras también han aumentado para satisfacer una demanda creciente. De hecho, según el mismo informe de la OCDE, países como Australia, Canadá, Países Bajos, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos han desarrollado buenos «sistemas de apoyo» para ayudar a los estudiantes a pagar sus crecientes tasas.

Todo está en línea

Estamos en la era digital, y eso significa que el proceso universitario -desde la búsqueda y la solicitud de ingreso en las instituciones, hasta el acceso a los materiales del curso y la entrega de los trabajos- se realiza cada vez más en línea. La mayoría de las universidades ofrecen ahora también titulaciones en línea, pensadas para profesionales que trabajan y tienen otros compromisos que gestionar, o para estudiantes en el extranjero.

La educación superior es más diversa e inclusiva

Muchas universidades han tratado de fomentar los campus y las aulas acogedoras para el colectivo LGBTQ, por ejemplo, mediante la creación de redes de apoyo al colectivo LGBTQ, la designación de responsables de los estudiantes LGBTQ y una política de campus acogedora para el colectivo LGBTQ. El Índice de Orgullo Universitario LGBTQ publica evaluaciones y calificaciones objetivas de las políticas y recursos LGBT-friendly de las universidades estadounidenses, para empoderar e informar a los estudiantes y garantizar que esto siga siendo una prioridad. En términos de reclutamiento, también ha habido un aumento en la diversidad del cuerpo estudiantil; según este explicador de la OCDE, ahora hay más estudiantes maduros e internacionales que nunca.

Las universidades son marcas globales

La internacionalización de la enseñanza superior ha fomentado una mayor competencia entre las universidades para atraer a los mejores estudiantes de todo el mundo y ampliar su oferta en el extranjero. Los programas de intercambio son también una parte creciente de la experiencia de la educación superior.

Es más difícil conseguir una plaza

Hoy en día hay más gente que va a la universidad, pero eso no significa necesariamente que sea más fácil acceder a ella, especialmente en el nivel superior. Entrar en una universidad de élite, como la Ivy League en Estados Unidos, se ha convertido en algo casi imposible, ya que universidades como Harvard, Stanford y Columbia alcanzan cada año cifras récord de admisión. Por otro lado, también ha habido un aumento de universidades jóvenes de alto nivel en todo el mundo, a menudo con presupuestos e instalaciones impresionantes.

Se ofrecen muchas asignaturas extrañas

Sí, se ha convertido en un tópico despotricar de las «carreras Disney», pero lo cierto es que hay algunas especializaciones extrañas y maravillosas disponibles. Por ejemplo, ¿Sabías que la Universidad de Rutgers ofrece un curso sobre la política de Beyoncé?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.