Descubre las increíbles propiedades de las alubias blancas

Las alubias blancas, ofrecen extraordinarios beneficios para la salud. Están cargadas de antioxidantes y proporcionan un buen suministro de molibdeno desintoxicante. También son una buena fuente de fibra y proteínas y producen inhibidores de la alfa-amilasa que ayudan a regular el almacenamiento de grasa en el cuerpo.

Algunos de los principales beneficios de comer judías blancas son:

Regulan la grasa corporal

Además de su suave efecto sobre los niveles de azúcar en sangre, las judías blancas pueden aportar beneficios para la pérdida de peso debido a su capacidad para producir inhibidores de la alfa-amilasa. Se sabe que los inhibidores de la alfa-amilasa ralentizan la absorción de los carbohidratos (y, por tanto, el almacenamiento de energía en forma de grasa corporal) al inhibir las enzimas responsables de cortar los almidones en azúcares más simples.

Suministran antioxidantes

Las alubias blancas aportan una gran cantidad de antioxidantes, sustancias que combaten las enfermedades y ayudan a mantener una salud óptima. Se cree que los antioxidantes protegen las células del cuerpo de los radicales libres, moléculas inestables que dañan las células. En última instancia, el daño causado por los radicales libres puede provocar muchas afecciones crónicas y enfermedades degenerativas, como ciertos tipos de cáncer, aterosclerosis, trombosis, artritis, enfermedades cardíacas, problemas del sistema inmunitario, enfermedad de Alzheimer y demencia.

Son una fuente de magnesio

El magnesio mantiene el potencial eléctrico de las membranas nerviosas y musculares, y ayuda a manejar mejor el estrés. También es necesario para la salud de los huesos.

Una dieta rica en alubias y otros alimentos que contienen magnesio es especialmente importante para quienes tienen un mayor riesgo de padecer una carencia de magnesio. Los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer una carencia de magnesio son la diarrea, la enfermedad celíaca y otros problemas gastrointestinales, el consumo elevado de alcohol y la diabetes mellitus.

La información médica proporcionada en este artículo se ofrece únicamente como recurso informativo. Esta información no crea ninguna relación médico-paciente y no debe utilizarse como sustituto de un diagnóstico y tratamiento profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *