¿Es complicado echar a un inquilino moroso de una habitacion?

Antes de iniciar el proceso para echar a un inquilino de una habitación necesitará conocer bien cómo es el proceso de desahucio en España y además es muy aconsejable contratar un abogado para echar inquilino de una habitacion. A continuación, veremos los distintos pasos para desahuciar a un inquilino que no paga.

Pasos a seguir

Primer paso

El proceso de desahucio comienza con la recepción por parte del arrendador de una notificación formal de desahucio en la que se declara la finalización del contrato de arrendamiento y la suma de la deuda que el inquilino está obligado a pagar. Esta demanda formal suele presentarse al inquilino tras el primer incumplimiento del contrato de alquiler.

Segundo paso

A continuación, se presentará la demanda judicial, y el tribunal exigirá al inquilino el pago de sus deudas y el desalojo de la vivienda. Si el inquilino desea oponerse a esta orden, tendrá diez días para hacerlo. Si tiene derecho a hacerlo y paga la deuda, podrá continuar con su contrato de alquiler.

Si el motivo del desahucio es el impago de la renta, el inquilino tiene derecho a seguir viviendo en la vivienda si paga toda su deuda. Sin embargo, si se le ha notificado formalmente y continúa con una demanda, esto no es posible. Los inquilinos que han sido demandados repetidamente tampoco pueden continuar con el contrato de alquiler.

Tercer paso

Si el inquilino no se ha opuesto a la demanda en diez días, el tribunal fijará una fecha en la que el inquilino deberá desalojar el inmueble para dejarlo en manos de su propietario. Cualquier objeción del inquilino dará lugar a un juicio. Si la rescisión del contrato está justificada, el tribunal ordenará oficialmente el desalojo del inquilino y el pago de cualquier deuda que tenga.

Cuarto paso

Si, por cualquier motivo, el inquilino sigue negándose a abandonar la vivienda después del juicio, el propietario puede solicitar el desalojo forzoso. Sin embargo, con las recientes actualizaciones de la normativa, como el Real Decreto-Ley 11/2020, se protege a las personas o familias en situación de vulnerabilidad, donde el juzgado informará a los servicios sociales y se podrá solicitar un aplazamiento del desalojo forzoso. En estos casos, los propietarios pueden solicitar una compensación económica a la administración.

¿Cuánto dura el proceso de desahucio en España?

La duración del proceso de desahucio puede variar en función de múltiples factores, como los problemas de comunicación con el inquilino, la carga de trabajo del juzgado y si su inquilino se opone a la demanda. Este proceso puede durar hasta varios meses, por lo que es importante asegurarse de empezar cuanto antes emitiendo una notificación formal de desahucio a su inquilino.

También es importante tener en cuenta que el proceso puede ser retrasado por el tribunal si el inquilino se encuentra en una situación de vulnerabilidad económica. Las leyes de alquiler protegen al inquilino en estos casos.

¿Cuánto cuesta un desahucio en España?

El coste del proceso de desahucio variará en función de las acciones que se lleven a cabo. En un primer momento, el arrendador tendrá que pagar los honorarios de un abogado para presentar la primera notificación formal de desahucio. Si el desahucio llega a los tribunales, se añadirán varios costes, especialmente si el inquilino se opone a la demanda. Por tanto, puede costar entre 500 y 3.000 euros.

Por lo general, el tribunal exigirá al inquilino que pague no sólo la deuda debida, sino también las costas judiciales en las que haya incurrido el demandante.

¿Puede un propietario desalojar a un inquilino sin una orden judicial?

El propietario puede intentar resolver el problema sin una orden judicial: puede intentar llegar a un acuerdo con usted por el impago del alquiler. Sin embargo, si esto no tiene éxito, el propietario procederá al proceso de desahucio presentando una notificación formal de desahucio y presentando una orden judicial.

¿Cuáles son los derechos de los inquilinos en España?

Una vez que el inquilino ha firmado un contrato de arrendamiento, ambas partes tienen obligaciones. El arrendador debe garantizar que la vivienda sea habitable durante todo el periodo de alquiler, lo que incluye cualquier reparación o mantenimiento necesario de la vivienda. Además, el arrendador no puede causar ninguna molestia innecesaria al inquilino. El inquilino tiene derecho a rescindir el contrato en cualquiera de estos casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *