¿Es mejor vaciar o cubrir la piscina durante el invierno?

Es invierno y su piscina necesita un poco de cuidado extra. La pregunta es, ¿debería vaciarla o cubrirla con un cobertor, como los de Iteapool? Puede ser una decisión difícil, pero conocer los pros y los contras de cada opción puede ayudarle a tomar una decisión informada. Veamos qué recomiendan los expertos a la hora de invernar su piscina esta temporada.

Vaciar su piscina durante el invierno

Uno de los principales beneficios de vaciar su piscina durante los meses de invierno es que elimina todos los posibles problemas químicos. Cuando su piscina está vacía, no hay productos químicos de los que preocuparse, lo que facilita el mantenimiento. Además, el vaciado de la piscina también puede reducir la presión del agua en tuberías, conductos y en la propia piscina, lo que puede causar menos problemas a largo plazo.

El inconveniente de vaciar la piscina en invierno es que la evaporación puede producirse más rápidamente si no hay agua en la piscina para amortiguar los cambios de temperatura. Esto significa que debe volver a llenarla de agua dulce lo antes posible al comienzo de la primavera o, de lo contrario, correrá el riesgo de dañar componentes como bombas y filtros debido a los cambios de temperatura. Además, el vaciado de la piscina requerirá equipos adicionales, como mangueras y bombas, para eliminar correctamente toda el agua de la piscina antes de volver a llenarla en primavera.

Cubrir la piscina durante el invierno

Otra opción para invernar su piscina es cubrirla con una lona u otro material protector. En Iteapool puedes comprar muchos cobertores de piscina para el invierno como el Dora y otros modelos, como los inchables de PVC o los de barras de protección.

Este método tiene varias ventajas, como reducir la evaporación, mantener alejados los residuos y los animales, y conservar el equilibrio químico. Cubrirla también ayuda a protegerla de los daños causados por las temperaturas bajo cero.

Además, la cubierta requiere mucho menos equipo que el vaciado, ya que basta con colocar una lona para proteger la mayoría de las piscinas durante los meses de invierno.

Por otra parte, cubrir su piscina puede ahorrarle tiempo y esfuerzo al reabrirla en primavera, ya que no tendrá que rellenarla como con el vaciado. Además, cubrir la piscina facilita la limpieza cuando llega la primavera. Sin embargo, si no se hace correctamente, cubrir la piscina puede causar daños debido a la acumulación de nieve durante los meses de invierno. Asegúrese de que la cubierta esté bien ajustada a los bordes de la piscina y compruébela con regularidad si hubiera en ocasiones fuertes tormentas de nieve.

En general, la decisión de vaciar o cubrir la piscina en invierno depende de las preferencias personales y de las limitaciones presupuestarias. El vaciado ofrece un mayor nivel de protección, pero requiere más esfuerzo, mientras que la cubierta es más fácil, pero no tan eficaz en la prevención de posibles daños por congelación o desequilibrios químicos causados por las duras condiciones climáticas durante los meses más fríos. En última instancia, cualquiera de los dos métodos funciona si se hace correctamente, así que no tengas miedo de experimentar hasta que encuentres el que mejor se adapta a ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.