¿Por qué los baños con microcemento son una excelente idea?

El microcemento desde hace años ha sido un material para revestir las cocinas y los baños. De hecho, actualmente es uno de los más utilizados y cada vez se ha vuelto más popular según las necesidades de las personas, como se puede ver en la web conducha.es

De hecho, los arquitectos recomiendan mucho este material, tanto por su facilidad, como por su versatilidad y múltiples ventajas. A su vez, la capacidad decorativa que tiene el microcemento lo vuelve una opción muy adecuada para lucir una fachada hermosa.

¿Qué es y cómo se aplica el microcemento?

El microcemento es un material que está compuesto por cemento y mezclado con otros productos como los áridos, fibras, resinas y algunos polímeros. Este se ha convertido en un elemento decorativo muy considerado por las personas y es posible mezclarlo con cualquier color. Las personas tienen la oportunidad de escoger la tonalidad que más les guste para adaptarla a su baño o su cocina.

La textura del microcemento puede ser lisa o con cierta forma, por lo que se adapta a cualquier gusto. Además del brillo, ya que puede tener un acabado mate o una luminosidad más intensa si así se desea la decoración. A su vez, este puede adaptarse a cualquier suelo, techo o pared en cualquier lado, y sin necesidad de remover el revestimiento anterior.

Beneficios del microcemento en los baños

Las ventajas que ofrece el microcemento son variadas y por esto es muy escogido en las cocinas y los cuartos de baño. Primero que todo, ofrecen una superficie antideslizante, por lo que suele ser muy usado en espacios donde existe mucha humedad. A su vez, también para aquellos cuartos donde tienda a utilizarse mucha agua o se producen superficies resbalosas.

El material es impermeable en su totalidad por su capa selladora superficial y se adapta a cualquier espacio. A su vez, el microcemento es altamente resistente por la robustez que aportan los materiales de los que se compone.

Cambios de calor, humedad, temperatura y más (incluso en extremos, tanto para frío como calor) no lo dañan. Se adapta muy bien a estas variaciones y lo mejor, es que tampoco requiere de grandes mantenimientos. De hecho, el microcemento no acumula grandes cantidades de suciedad por estar unido sin juntas y es muy fácil de limpiar.

Otros puntos positivos del microcemento y su versatilidad

El microcemento se adapta fácilmente a los espacios y por eso es muy versátil en muchos aspectos. Tanto es su limpieza, como en su capacidad de decoración, utilidad, fácil aplicación y beneficios en las paredes, suelos o techo.

Con el microcemento la persona tiene la oportunidad de tener un baño sofisticado y moderno en su decoración. Le ofrecerá un aspecto más industrial y en diferentes colores, principalmente el blanco si decides no aplicar tonalidades.

Puedes ofrecer serenidad, sobriedad y tranquilidad en tu cuarto de baño, a la vez que obtienes durabilidad y estilo. Finalmente, otro punto positivo del microcemento es que dura por muchísimos años, por lo que no necesitas renovarlo constantemente. Por esto, su conservación no va a requerir mucho de tu tiempo con el pasar del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *