¿Qué son los vibradores prostáticos?

¿Qué es y cómo se usa un vibrador de próstata?

Los vibradores prostáticos, como dicen su nombre, son utilizados para esta parte del cuerpo. Son estimuladores y tienen un diseño adecuado para que lleguen a presionar de forma sensible el punto p de los hombres; esto ayuda a mejorar sus orgasmos y durar más tiempo en las relaciones sexuales.

Es importante realizar una estimulación de la próstata antes de usar un vibrador anal. El recto debe estar lubricado, al igual que cuando se introduce cualquier juguete sexual, ya que el ano es una zona extremadamente sensible.

La lubricación anal se puede lograr a través de geles al agua, preferiblemente, ya que ciertos productos comerciales pueden causar resequedad e irritación en esta zona, sobre todo si están hechos a base de silicona.

También se debe resaltar, que para estimular correctamente la zona anal antes de introducir este vibrador anal masculino, se debe masajear dicha ubicación, preferiblemente con las manos y suficiente gel. Dicho masaje debe realizarse a los 2 lados de la próstata.

Al introducir este juguete sexual, se puede ir aumentando la intensidad de vibración para que así la sensación mejore, sin embargo, debe hacerse de forma paulatina y con cuidado, ya que así se evita alguna molestia.

Por otra parte, encontrar el punto P (punto prostático o zona clave de excitación masculina) no es algo complicado, y estos juguetes sexuales están diseñados específicamente para poder hallarlo y estimularlo. Debido a la acción de la vibración, se puede obtener un orgasmo más intenso.

Finalmente, se debe considerar que la zona anal debe estar muy bien aseada, además del juguete mismo. Por supuesto, considerar ir a consultas con un urólogo es lo adecuado.

Todo sobre compra de vibradores prostáticos

Para realizar la compra de un vibrador anal, deben hacer varias consideraciones que podremos explicarte a continuación:

  • Fíjate en las características del juguete

Si estás pensando en comprar un juguete en concreto, debes fijarte de las medidas del mismo y del material del que está hecho; por otra parte, apreciar el diseño mismo es conveniente. Existen diversos tamaños, con variedades de formas y por supuesto, materiales también.

Por ende, tienes que asegurarte que no eres alérgico a cierto material o que no sea más o menos de lo que quieras, dependiendo de tu preferencia (ya que algunos solo quieren una pequeña estimulación y otros desean una mayor acción.

  • Un vibrador vaginal y uno anal no son lo mismo

Los vibradores anales tienen un diseño más corto o estrecho, además de que están diseñados específicamente para masajear el punto prostático de los hombres. La base de estos vibradores también es más ancha para evitar que se desplace demasiado adentro.

A pesar de que tanto las mujeres como los hombres los pueden usar, realmente, su diseño está concebido para tener contacto con la glándula prostática, la cual tiene el tamaño de una nuez y está ubicada frente al canal rectal.

  • Observa tu experiencia

Lo aconsejable es que si estás experimentando y eres principiante, puedes tratar de adquirir uno pequeño y delgado, ya que con esto puedes evitar alguna mala experiencia.

Por otra parte, si eres alguien que ya ha probado sexo anal, puedes considerar si lo vas a usar con una pareja o solo, además del tamaño con el que te sientas seguro y si deseas un estimulador normal o prostático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *