Ventajas del abono ecológico

¿Qué es un abono orgánico?

Un abono ecologico suele estar hecho de residuos vegetales o animales, como el estiércol o el compost. También puede ser un producto altamente procesado a base de compost o estiércol.

Los fertilizantes orgánicos están compuestos por materiales naturales, como bacterias, mohos, insectos, gusanos y otros organismos. Estos materiales naturales estimulan la vida del suelo.
Los fertilizantes orgánicos a menudo necesitan ser convertidos por ciertos organismos en el suelo, para estar disponibles para la planta como nutrición. El momento, la cantidad y el orden en que se toman los elementos los decide la propia planta. Los abonos orgánicos garantizan indirectamente la resistencia de la planta a las plagas, los virus y las enfermedades.

Para algunos agricultores, el uso de fertilizantes orgánicos conlleva una desventaja; el producto puede oler. Esto se debe a que están hechos de materiales naturales de origen vegetal o animal.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar un abono ecológico?

Estructura del suelo

Debido a la materia orgánica presente en el abono orgánico, la estructura del suelo mejora y, como resultado, aumenta la capacidad del suelo para retener el agua y los nutrientes.

Los microbios prosperan

Los fertilizantes sintéticos están compuestos por moléculas químicas sin carbono. Estas moléculas a veces pueden ser perjudiciales y no son accesibles para los microbios. En cambio, el abono orgánico es rico en materia orgánica, lo que ayuda a los microbios a prosperar. El abono orgánico contiene carbono como parte de su composición química; y es el carbono, junto con el nitrógeno, el fósforo y el potasio, lo que alimenta a los microbios y les permite poner los nutrientes a disposición de las plantas en un proceso biológico natural.

Sostenible y respetuoso con el medio ambiente

Los fertilizantes sintéticos se escurren hacia nuestras vías fluviales, dañando la vida marina y la calidad del agua. Los fertilizantes orgánicos no se escurren tan fácilmente (si es que lo hacen) y se asocian a la estructura del suelo. Según la Asociación de Comercio Ecológico, los fertilizantes orgánicos también aumentan la biodiversidad de las especies en un 30% en comparación con los fertilizantes sintéticos.

Reducen los fertilizantes y los pesticidas

Aunque los fertilizantes orgánicos pueden ser más costosos que los sintéticos, pueden reducir la necesidad de pesticidas y las necesidades generales de nitrógeno, fósforo y potasio. Debido a estas reducciones, el fertilizante orgánico puede tener un coste neutro y, en ocasiones, suponer un ahorro.

Se evita la amenaza de daños a las plantas

Algunos fertilizantes sintéticos pueden causar daños a las plantas en hojas y raíces. Esto es menos probable con los fertilizantes ecológicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *